VIDEOS: Protestas en Mineápolis y Los Ángeles por la muerte de George Floyd terminan en disturbios y saqueos

El video de la detención de Floyd, ampliamente compartido en las redes sociales, desató de inmediato una ola de indignación y protestas masivas.

Por segundo día consecutivo, la Policía de Mineápolis (Minesota, EE.UU.) usó gases lacrimógenos para contener las protestas por el asesinato de George Floyd, el afroamericano que murió bajo custodia policial a principios de esta semana, y cuyo deceso ha provocado indignación nacional.

Las manifestaciones comenzaron pacíficamente, pero luego sus participantes empezaron a arrojar piedras y botellas y las fuerzas de seguridad respondieron con gases lacrimógenos para dispersar la multitud, informan medios locales.

A medida que las protestas pasaron a ser enfrentamientos directos y violentos con la Policía, parte de la ciudad cayó en actos de saqueo y vandalismo. Bandas de saqueadores han tomado toda una serie de tiendas. Así, videos compartidos en las redes sociales muestran alborotadores que irrumpen en algunas de ellas, rompiendo vitrinas y llevándose mercancías.

Un portavoz de la Policía ha reportado un homicidio en medio de los disturbios en Mineápolis. Según informes no confirmados, se trata del presunto saqueador que fue asesinado a tiros. El hombre aparentemente recibió un disparo mientras intentaba saquear una casa de empeño.

También en el centro de Los Ángeles se reunieron este miércoles numerosos manifestantes. Un video aéreo muestra a un grupo adentrándose en una autopista y bloqueando el tráfico. En un determinado momento, los participantes de la protesta rodearon dos vehículos de la patrulla de carreteras de California y aparentamente dañaron al menos uno de ellos.

Este lunes, la Policía de Mineápolis detuvo a Floyd por sospechas de “fraude en curso”. Durante el arresto, uno de los agentes presionó una rodilla contra el cuello del detenido durante al menos ocho minutos, a pesar de que el individuo se quejaba de que no podía respirar. El hombre fue declarado muerto en un hospital.

El video de la detención, grabado por un testigo, fue ampliamente compartido en las redes sociales y desató de inmediato una ola de indignación y protestas masivas en Mineápolis. Cuatro agentes de la policía local fueron despedidos tras conocerse los hechos.

Por su parte, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció que dio órdenes al FBI y al Departamento de Justicia para que investiguen la muerte de Floyd.

Fuente

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*