López Obrador: No soy un “vendepatrias” por visitar a Donald Trump

López Obrador se ha defendido este lunes de las críticas sobre su viaje a Washington para visitar a su homólogo estadounidense, Donald Trump, con motivo de la entrada en vigor del nuevo tratado comercial entre México, Estado Unidos y Canadá (T-MEC).

No tengo problemas de conciencia porque yo vaya a Estados Unidos si siempre, durante toda mi vida, he sostenido que México es un país libre, independiente y soberano todo el tiempo. No soy un vendepatrias, para decirlo con claridad”, aseveró en su conferencia matutina desde el Palacio Nacional.

El jefe de Estado mexicano ha hecho estas declaraciones por la polémica surgida en el país desde que anunciara su viaje a Washington, ya que algunas voces aseguran que un debilitado Donald Trump podría usar su presencia allí para hacer campaña de cara a los comicios de noviembre.

López Obrador también ha calificado la relación de México con Estados Unidos de “muy buena” y ha agradecido que Trump se haya dirigido con “mayor respeto” hacia México.

“Va a ser una reunión política en el buen sentido de lo que es la política, que tiene que ver con mis facultades, que me da, que me otorga, la Constitución”, ha dicho antes de reconocer que no sabe si también estará allí el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

En otra parte de sus declaraciones, el mandatario ha subrayado que se puede tener una “muy buena relación” con un país vecino como Estados Unidos, manteniendo “nuestro decoro, nuestra dignidad, nuestra soberanía”, agrega.

Además, ha señalado que piensa hacer este viaje en un vuelo comercial, no “en avión privado”. Acompañarán al mandatario, el canciller, Marcelo Ebrard, el jefe de la oficina de Presidencia, Alfonso Romo, y la secretaria de Economía, Graciela Márquez.

El T-MEC, que se firmó originalmente en noviembre del 2018, reemplazará al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Trump, a los pocos días de firmar el nuevo pacto, anunció que retiraría a EE.UU. del TLCAN, con el fin de obligar al Congreso a aprobar una versión renovada del mismo, es decir, el T-MEC. Sea como fuere, tras las muchas controversias entre las partes, el acuerdo T-MEC finalmente ha llegado a buen puerto.

lvs/ncl/hnb

Fuente

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*